Download

Dulce Chica Venezolana Entrega Su Culo a un Negro Por Dinero

0 views
0%

Carolina era una modelo venezolana de piel morena y figura esculpida. Una noche, en un restaurante, un joven negro la miró con deseo. Sus ojos se cruzaron y hubo un brillo salvaje.

El hombre, Ulysses, se acercó a su mesa. «Te vi y no pude resistirme», dijo. Su voz era intensa, cautivadora. Carolina se estremeció.

Ulysses la invitó a su casa. Carolina aceptó. El apartamento era lujoso, lleno de sombras. Ulysses la besó y le arrancó el vestido. Le encantó su cuerpo perfecto.

Se puso de rodillas y la exploró con la lengua, sacando gemidos de entre sus labios. Carolina sentía tensión y anticipación. Ulysses la preparó con dedos ansiosos.

La penetró salvajemente, y los gritos de Carolina se elevaron hasta el techo. Ulysses la sometió a embestidas frenéticas, explorando cada posición imaginable.

El clímax fue explosivo y múltiple. Ulysses eyaculó dentro de ella una y otra vez, marcándola como suya. Los espasmos sacudieron el cuerpo de Carolina, cautiva entre sus brazos.

Esa noche loca los transformó. Habían cruzado líneas prohibidas y disfrutado de una pasión abrasadora. Nunca lo olvidarían.

Habían sido creados para saciar apetitos oscuros, aunque fuera solo por una noche. Una noche de locura y tensión que nunca olvidarían. Carolina salió de allí marcada, su cuerpo llevando la huella de su primer encuentro salvaje.